16 de septiembre de 2014

PAUL VALÉRY




Helena


¡Azul! Soy yo. Regreso de lúgubres canteras
a ver el mar lanzando sus escalas sonoras,
y al filo de los remos de oro, en las auroras,
zarpando de su rada nocturna las galeras.



Mis manos solitarias invocan los monarcas
-yo hundía entre su barba de sal mis dedos puros-.
Llorando he visto, al eco de sus himnos oscuros,
huir los golfos ante la popa de sus barcas.



Oigo las caracolas hondas, los helicones
marciales en las rítmicas alas de los timones;
claros cantos remeros encadenan rugidos.



Y en las heroicas proas, los dioses exaltados,
con sus plácidos rostros de la espuma azotados,
me tienden indulgentes sus brazos esculpidos.


*Autor: Paul Valéry.
Poeta, filósofo y ensayista francés (1871-1945)

-TRADUCCIÓN de  Carlos López Narváez

2 comentarios:

CECILIA GUILLEN PEREZ dijo...

Magnífica traducción y contenido.
La disputada Helena, los trágicos y reconfortantes sueños.

Elsa dijo...

Agradezco tu comentario.
Sé que eres traductora por lo tanto espero te comuniques con mi Correo que está publicado
Saludos